Nuestro pan diario: Libre de preocupaciones

Nuestro pan diario: Libre de preocupaciones

85
Compartir

Libre de preocupaciones

Leer: Salmo 37:1-9 

No te impacientes a causa de los malignos… (v. 1).

Tratar de estar enterado de los acontecimientos actuales tiene su lado negativo, porque las malas noticias venden más que las buenas. Es fácil preocuparse excesivamente por delitos que están fuera de nuestro control.

El Salmo 37 ofrece una perspectiva alentadora en cuanto a las noticias diarias. David comienza diciendo: «No te impacientes a causa de los malignos» (v. 1). Luego, bosqueja algunas alternativas para que la ansiedad no nos abrume. Sugiere, en esencia, aplicar un mejor análisis mental frente a las noticias negativas del mundo.

¿Qué sucedería si, en lugar de preocuparnos, decidiéramos confiar en el Señor? (v. 3). ¿No sería mejor deleitarnos en Él (v. 4), en vez de angustiarnos tanto? Imagina lo libre de preocupaciones que estaríamos si le encomendáramos al Señor nuestro camino (v. 5), ¡y la tranquilidad que tendríamos si aprendiéramos a guardar silencio ante Él y esperar que actúe! (v. 7).

Las noticias sobre situaciones que no podemos cambiar nos brindan una oportunidad de poner límite a nuestra preocupación. Nuestra perspectiva se aclara cuando confiamos en Dios, ponemos nuestros caminos en sus manos y descansamos en Él. Aunque las luchas y las pruebas no desaparezcan, descubriremos que el Señor nos da paz en medio de ellas.

Los obstáculos nos dan oportunidad de confiar en Dios.

Señor, ayúdame a confiar y descansar en ti.